O XARDÍN DO ZOOTROPO

CONCEPTO

Respondiendo a la temática planteada por el Festival Internacional de Xardines de Allariz en su edición de 2019, comenzamos una investigación en torno al cine, enfocándonos en sus aspectos más fundamentales. Esto nos llevó a entender lo esencial del cine que no es otra cosa que una secuencia de imágenes que generan la sensación de movimiento.

 

Así dimos con uno de sus primeros pasos, el zootropo. Creado en 1834 por William George Horner, se compone de un tambor circular con unas ranuras, a través de las cuales el espectador mira al interior donde se dispone una sucesión de imágenes que, al girar, dan la ilusión de movimiento.

 

Por etimología, zootropo se compone de los conceptos vivo y giro, haciendo referencia a que las imágenes del interior parecen cobrar vida debido al giro del objeto. Inspirados en estos términos, decidimos plantear un jardín que funcione como un zootropo. No será un objeto giratorio, pero sí que caminando en torno a él podremos observar como en su interior se desarrolla una escena viva.

 

ESCENA

 

La escena que se cuenta en el Jardín del Zootropo es la de la sucesión ecológica. Partimos de la etapa más básica en la que sólo hay arena para llegar a la comunidad clímax, pasando por los musgos, las herbáceas y las arbustivas, todas ellas autóctonas.

 

Esta sucesión permite entender la evolución de los ecosistemas, mostrando como cambian y como ganan porte, por ello la selección de especies ha ido dirigida a evidenciar este hecho. Así el jardín resultante muestra una sucesión de especies que van desde los musgos en cota de suelo hasta la carballeira.

 

Como elemento vertebrador del jardín se recrea un curso de agua en torno al cual se componen las etapas de la sucesión ecológica con sus respectivas plantas.

 

VISIONADO

 

El Jardín del Zootropo se recorre y se observa. Se propone al espectador la interacción con el objeto ya que sólo recorriéndolo se comprende el juego. Se le invita a recorrer buscando las ranuras desde las que observar el interior del zootropo, donde verá las diferentes etapas de la sucesión ecológica.

 

La coherencia entre lo construido y lo plantado está tanto en la disposición de las ranuras como en los colores. El tambor del zootropo lo compone una sucesión de listones rectángulares cuyas caras están pintadas de blanco hacia el interior, amarillo y cyan las laterales y magenta la exterior.

 

En el interior, el color que primará será el tono magenta de las flores. Es en la mezcla de los colores cyan, magenta, amarillo y blanco, bien por reflexión o bien por combinación, donde se establece el juego entre los elementos constructivos y vegetales.

--------------------

Este proyecto fue realizado junto a José Mª Estebaranz Montero, arquitecto por la UAH y Máster en jardinería y Paisajismo por la ETSIAAB.